La conexión entre la naturaleza en forma pura,  los caballos,la gente...

Mi niño y yo en un equilibrio y un verdadero bienestar.

Estar en Cal Fuster es dejarse llevar por el corazón, un lugar especial con personas especiales!

En Cal Fuster, llegue a conocer a mi hijo mejor y creo que es posible que también a mi misma..He visto mi hijo muy feliz y os aseguro que aprendió mucho sobre la vida, los animales en general y los caballos en especial...

Gracies  Toni por  tu implicación y por todos los momentos tan bonitos!

Cal Fuster es una Casa de Cavalls  y de buena gente!

Un fuerte abrazo a todos!

Andreea,